Amsterdam: Dia 1

20070514230918-dsc00293.jpgHace unos 3 meses tenia una cena con una chica guapa que conoci hace 4 años gracias a Harry Potter y al Absolut, hasta ahi todo normal, pero al final de la cena cuando tocaban los postres me saca un papel con billetes para Amsterdam. Es lo que tiene tener una novia que es un solete, y ahi que nos fuimos los dos a recorrer mundo rumbo a la ciudad del pecado.
El viaje comenzo en Madreñogiro saliendo de Ranon rumbo a la T1 de Madrid, nuestros planes eran dejar las maletas en la consigna e irnos hasta Madrid en metro para cenar tranquilamente cerca de la Avenida de America y despues volver a las 2 al aeropuerto, pero el avion se retraso un poco y entre coger el bus desde la T1 a la T4 y buscar la consigna se nos hizo tarde, asi que nos quedamos toda la noche en el aeropuerto.
Barajas es un coñazo, y sobre todo cuando tienes que estar 7 horas esperando a coger un avion, se hizo llevadero porque lleve la Gp2x con un par de peliculas y Heroes, ademas de una novela grafica de Sin City… pero aun asi se hacer aburrido, asi que me dedique a dar paseos por la T4 mientras tenia una marmotilla cuidando las maletas.

A las 6 por fin conseguimos embarcar, y una vez me sente en el avion de repente apareci en el Aeropuerto de Amsterdam y despues de unos cuantos paseos de arriba a abajo por fin conseguimos irnos en tren hacia el centro de Amsterdam. Algo que me parecio curioso es que en los trenes holandeses, al menos en el que fuimos, hay distincion entre primera y segunda clase, realmente no supe distinguir cual es la diferencia entre los dos, pero haberla haila, como las meigas.
En cuanto llegamos a la estacion central nos fuimos a informacion a comprar las entradas para la casa de Ana Frank, nos entendimos bastante bien en ingles con la señora de informacion, y despues nos fuimos rumbo al hotel. Despues de dar unas cuantas vueltas por Amsterdam, y gracias a mi orientacion XD, encontramos el hotel, menudas escaleras, tuvimos que sacar el piolet para subir semejante cuesta.

El hotel estaba muy bien, todo muy limpio, muy centrico y los dueños muy majos, el unico problema eran las escaleras, que estaban muy empinadas, pero bueno, asi hacias piernas. Despues de dormir un par de horas nos fuimos a comer en un sitio tipico cerca del hotel, una taberna de lo mas tipico, tan tipico que la musica que sonaba era Julio Iglesias. Despues de comer nos fuimos a dar una vuelta por el centro, la plaza del Den, o Dam, o Dubidubidam, nunca me acuerdo de como se llama y por supuesto el Barrio Rojo, del que hablare mas adelante. Tambien estuvimos en la zona del barrio judio, donde se tallan los diamantes, porque en Holanda es donde se tallan la mayoria de los diamantes que vienen de Africa. Despues fuimos paseando hasta el mercado de las flores, un mercadillo lleno de tiendas exclusivamente de flores, con bulbos de tulipanes, millares de tipos de flores diferentes, la cuenta para un alergico como yo, menos mal que estaba lloviendo.
Despues de dar otras cuantas vueltas para cenar nos fuimos a un chino que habia en el Barrio Rojo a cenar fideos de arroz y una tortilla de bambu, despues de dar un paseo nos fuimos al hotel a dormir que al dia siguiente tocaba madrugar para ir a ver la casa de Ana Frank (continuara..

Anuncios

Acerca de Marineru Vagarientu

El viejo truhán capitán de un barco que tuviera por bandera un par de tibias y una calavera.

Publicado el 14 mayo, 2007 en Viajes. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s